El parque La Mexicana inaugurado en 2017 al poniente de la Ciudad de México ha sido elegido como la Obra del Año 2018, de   Obras.

El proyecto fue galardonado en el evento que organiza cada año la revista   Obras   para reconocer a las mejores construcciones del país.

Estuvo bajo el diseño de despachos GDU y VMA, de los arquitectos Mario Schjetnan y Víctor Márquez, de manera respectiva, en coordinación con Itziar de Luisa, presidenta de la Asocación de Colonos de Santa Fe y principal promotora del proyecto.

En la celebración se entregaron 14 galardones más entre ocho categorías y subcategorías, tres premios especiales y el Premio del Público.

El reto de La Mexicana

La Mexicana fue elegido como máximo ganador por los suscriptores de la revista de entre 31 proyectos, luego de emitir su voto a través de un micrositio cerrado durante las primeras semanas de julio pasado.

La Mexicana fue inaugurado en noviembre de 2017 con una extensión de 28 hectáreas; tres veces la Alameda Central de la capital mexicana.

El lugar cuenta con: ciclopista, trotapista y skatepark. También ofrece espacios para la lectura, hamaqueros y dos lagos. Tiene cámaras de seguridad, WiFi gratuito y un sistema de captación de agua de lluvia que le garantiza riego por tres a cuatro meses.

Posee además 2,000 árboles y tres humedales con una extensión de 12,500 metros cuadrados.

Se construyó sobre un terreno producto de excavaciones realizadas en el pasado para la explotación de grava y arena. Ahí se produjo un enorme socavón, de geología inestable y de topografía irregular. Ésos fueron los retos de la obra.

Cuando terminó el periodo extractivo, la zona, con un total de 42 hectáreas, pasó a manos de la Ciudad de México. Luego de varias iniciativas para transformarla en un parque y ante la falta de recursos, el gobierno capitalino optó por destinar 70% del predio para parque y el 30% restante para vialidades y desarrollos habitacionales de usos mixtos.

El modelo de desarrollo atípico e inédito representó otro reto independiente. Solo a través de la asociación de vecinos, promotores, técnicos y expertos, se logró configurar un plan urbano-arquitectónico.

La construcción representó una inversión aproximada de 2,000 millones de pesos, a partir de un Sistema de Actuación por Cooperación que permite a la administración pública de la ciudad asociarse con particulares del sector privado y social.

En RIO Capital apoyamos este tipo de proyectos icónicos que promuevan la ecología, la convivencia, el respeto por la naturaleza y el fomento por el deporte. ¡En hora buena a todos los que participaron en hacer realidad este mega proyecto!

Cita: obrasweb.mx

Fotografía:  https://www.flickr.com/photos/santix_mx/40891036652

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *